Barra Superior





Página Principal


Envíenos Correo electrónico a:
correo


Ligas interesantes


Artículos


Astrofotografía
Tránsito de Mercurío
Guillermo M. Mallén F.
26 de enero de 2016
Los planetas inferiores -los que están más cerca del Sol que la Tierra- suelen pasar frente al Sol vistos desde la Tierra, en lo que llamamos tránsitos. Los más frecuentes son los de Mercurio debido a que al estar más cerca del Sol recorre su órbita en menos tiempo que Venus.
Este año tendremos un tránsito de Mercurio el lunes 9 de mayo, visible desde buena parte del hemisferio occidental.


Mapa


En el continente americano el tránsito ya va a haber comenzado cuando salga el Sol para los habitantes de amplias regiones: México, parte de los EU y Canadá, la mayor parte de América Central, Chile y parte de Colombia, Ecuador, Perú y Argentina, sin embargo, la mayor parte del tránsito será visible en buenas condiciones.

El fenómeno se inicia cuando el disco de Mercurio entra en el disco del Sol, siendo tangentes ambos discos. A esto le llamamos primer contacto. Cuando el disco de Mercurio termina de entrar en el disco del Sol, pero todavía los dos discos son tangentes, tenemos el segundo contacto. Conforme avanza el fenómeno, la distancia del disco de Mercurio al centro del disco solar va disminuyendo hasta que llega a un mínimo y luego empieza a crecer. Nos interesa conocer la hora a la que esta distancia es mínima. Cuando el disco de Mercurio va de salida y toca la orilla del disco solar, tenemos el tercer contacto y, finalmente, cuando el disco de Mercurio termina de salir del disco solar, tenemos el cuarto contacto.

Fases geocéntricas del tránsito de Mercurio del 2016
Evento Hora (UT)
Primer contacto (inicio) 11:12
Segundo contacto 11:15
Mínima distancia al centro 14:57
Tercer contacto 18:39
Cuarto contacto (final) 18:42
Duración total 7:30


En la tabla anterior se presentan los tiempos de los contactos considerando un observador geocéntrico. En los diferentes puntos de la superficie de la Tierra los tiempos son ligeramente diferentes, del orden de un minuto o dos, de manera que en muchos casos tener los tiempos geocéntricos es suficiente.

Las técnicas para observar o fotografiar el tránsito de Mercurio son exactamente las mismas que para observar las manchas solares. Es muy importante tomar las precauciones correspondientes para evitar daños irreversibles en la vista.